La caida de Filipinas y la batalla de Bataan

bataanLa tensión en el Pacífico estaba creciendo de forma considerable desde mediados de noviembre de 1941. Estados Unidos y Japón, no participaban activamente en la guerra hasta el momento, siempre vigilantes en la vasta extensión del océano Pacífico. Para la flota estadounidense, afincada en la base de Pearl Harbour, constituía una carrera contrarreloj para superar la escasez de mano de obra y de material. Debían prepararse para una guerra cada vez más probable.

La mayor parte de las fuerzas terrestres aliadas afincadas en Filipinas, eran soldados sin la instrucción suficiente. El Comandante en Jefe de las fuerzas estadounidenses en Filipinas, General Douglas MacArthur planeaba ampliar estas fuerzas del todo insuficientes para hacer frente al ejército nipón. Se esperaba el grueso del contingente para abril de 1942, pero ya había solicitado refuerzos que nunca llegaron por el ataque sorpresa en Hawaii.

El Mayor General Lewis H. Brereton estaba al mando de la Fuerza Aérea estadounidense, compuesta por 35 bombarderos B-17 y 107 cazas P-40. El Almirante Thomar Hart estaba a cargo de la Flota Asiática, que apenas contaba con efectivos, exceptuando un crucero pesado, otro ligero, así como una treintena de submarinos y destructores que databan de la Gran Guerra.

Consciente del grave peligro para Filipinas y el resto de las islas si se producía un ataque, el almirante Harold R. Stark, jefe de Operaciones Navales, hizo hincapié en la defensa de las bases de Wake y Midway. Para proteger estos puestos de vital importancia, el almirante Husband E. Kimmel , comandante jefe de la flota del Pacífico, trató de utilizar los escuadrones de búsqueda de la fuerza armada aérea para operar allí. La Armada, sin embargo, se mostró reacia a enviar a sus combatientes a pequeñas islas aisladas, a lo que hay que sumar que los pilotos carecían de formación para extensos vuelos sobre el agua. Ante el rechazo de la Armada, Kimmel tuvo que recurrir a los escasos recursos del grupo marítimo- aéreo 21 (MAG-21).

Por su parte, el Ejército Japonés, al mando del Teniente General Masaharu Homma, contaba con cuatro batallones antiaéreos, tres regimientos de zapadores, dos regimientos de tanques y un batallón de artillería, más 10 divisiones de infantería. A pesar de la superioridad numérica, tampoco estaban bien entrenados, de hecho, la mayoría eran reservistas llamados a filas en el último momento. A la escasa preparación hay que sumar las armas obsoletas y una vestimenta, de estilo colonial británico, inadecuada para soportar el frío en las junglas de Batán.

JapaneseEl día 7 de diciembre de 1941, pocas horas después de que se produjese el ataque a Pearl Harbor, las fuerzas japonesas comenzaron la invasión de Filipinas. La guerra en el Pacífico había comenzado. Los primeros bombardeos del bando japonés fueron muy efectivos y  los cazas americanos apenas tuvieron tiempo de salir de la pista. Los estadounidenses perdieron 17 de los 35 bombarderos B-17, 53 cazas P-40 y 3 cazas P-35, más otros tantos aviones de menor importancia.

En poco más de un día, la flota de Pearl Harbour había sido neutralizada y la FEAF había perdido la mayor parte de sus efectivos. La suerte de los americanos dependía de la Flota Asiática liderada por el almirante Hart y de la estrategia defensiva de McArthur.

Hart no tardó mucho en dar Manila por perdida. El día 10 de diciembre informó de que ya no podían mantenerla como base naval y envió sus efectivos hacia el sur. La estrategia de McArthur se basó en la defensa de las playas, hasta que en enero de 1942 decidió abandonar este plan y ordenó que todos los soldados se replegaran a Batán. Los estadounidenses que finalmente se reunieron en Batán, sumaban cerca de 12.000 hombres. A esas fuerzas, se les sumaron miles de civiles, enfermeras, médicos y religiosas, que huyeron en busca de protección, y que fueron atendidos y alimentados con las reservas militares. Esto, sumado a las numerosas enfermedades, dificultó en gran medida la resistencia.

Declarada Manila ciudad abierta, el peso de los combates recaería en Batán. Los combatientes japoneses establecieron rápidamente cabezas de puente apoyados por la aviación naval y la artillería de la flota de invasión. La estrategia estadounidense consistía en resistir el envite nipón, obligándoles de esta forma a utilizar el mayor número de fuerzas hasta que la flota de EEUU pudiera recomponerse del ataque sufrido en Pearl Harbor.

Los esfuerzos fueron inútiles, la defensa americana estaba debilitada. Por orden de Roosevelt, el general McArthur abandonó el frente del Pacífico rumbo a Australia. El 3 de abril de 1942, el General Homma lanzó el ataque final para aplastar la resistencia filipina. Los estadounidenses no pudieron parar el intenso ataque de la artillería japonesa, traída desde Hong Kong, unido a un bombardeo aéreo que incendió la jungla atrapando a miles de soldados.

marchaEl 9 de abril de 1942, el general Wainwright se rindió frente a las fuerzas del general Homma. Todas las líneas de defensa habían sido destruidas y la única opción era deponer las armas. Tras la rendición, cerca de 76 mil hombres se convirtieron en prisioneros de los japoneses, obligados a ser recluidos en un campo de prisioneros en el centro de Luzón.

La mayoría de los soldados no llegaron con vida debido a las penurias del viaje. Durante el recorrido, de más de 100 kilómetros, conocido como la Marcha de la Muerte, miles de prisioneros murieron a causa del hambre, las enfermedades o por insolación. Debían caminar desde Batán hasta San Fernando y desde allí ser embarcados en tren. De los 76.000 soldados iniciales, tan sólo 54.000 llegaron al Campo o’Donell.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: