Homenaje a los que no pudieron oler la metralla

noeran“Lo lamentará hasta el día de su muerte, si vive hasta entonces” sentenciaba impasible un memorable John Wayne en El hombre tranquilo. Unido ineluctablemente al género del western, este actor encarna como ninguno la imagen épica del héroe. En la escena final de Centauros del desierto apenas distinguimos sus rasgos bajo el sombrero de cowboy, tampoco se escucha comentario alguno, pero sabemos que estamos ante una leyenda, un mito del género. No cabe duda de que su porte y sus andares contribuyen, pero sin la maestría de John Ford no se hubiera forjado un héroe. Utilizando un plano fijo y el cuadro adecuado, Ford consigue ese etéreo efecto de imperturbabilidad que rodea al actor.

Demostrado queda que ambos son capaces de crear protagonistas heroicos cuando trabajan juntos. Entonces, ¿Por qué no seguir este patrón en No eran imprescindibles?. Simplemente, no era éste el objetivo de John Ford cuando en el año 1945, recién terminada la Segunda Guerra Mundial, se propuso comenzar el rodaje de esta cinta, un sentido homenaje a los soldados aparentemente “prescindibles” pero que contribuyeron con su labor al desenlace de la guerra.

noeran3John Ford, director de grandes clásicos como Mogambo, La diligencia o Ser o no ser con los que sentó las bases del lenguaje cinematográfico clásico, realizó también varios documentales durante la contienda. Las imágenes de La batalla de Midway, título de uno ellos, reflejan la preparación de los pilotos y el trayecto de los aviones sobrevolando el Pacífico. El tempo lento de No eran imprescindibles y su trama centrada en el día a día de unos soldados sin oportunidad de enfrentarse al enemigo, confieren a esta cinta un cierto tono documental a pesar de tratarse de una película de ficción.

La acción se desarrolla en el año 1941, meses antes del ataque a la flota americana en Pearl Harbor, en el frente del Pacífico. Robert Montgomery (Brickley) y John Wayne (Rusty) son dos tenientes de la armada norteamericana a cargo de las lanchas torpederas PT con base en Filipinas.

“Los hombres que luchan con una fe inquebrantable son de carne y hueso, no de acero”, se escucha en la radio, después de haberse anunciado la caída de Bataan. En esta película no se apela al heroísmo, fundamentalmente porque los soldados no tienen la oportunidad de demostrarlo. Vemos la otra cara de la moneda. La importancia de los combates en el cine bélico es innegable, pero aquí se prescinde de ellos para dar protagonismo a los que carecieron de él durante la guerra.

noeran2Los enfrentamientos son escasos, de hecho habrá que esperar más de 90 minutos para asistir a un verdadero combate, bastante conseguido por otra parte si tenemos en cuenta que la película data de 1945. La ausencia de batallas provoca que la trama pueda resultar inconsistente, difícil de digerir en algunos momentos. Tampoco vemos al enemigo, concediendo absoluto protagonismo a los soldados americanos que patrullaban a bordo de las lanchas torpederas. Encargados de misiones de vigilancia y correo, no tendrán la oportunidad de demostrar su valía hasta el final de la película.

El título mismo de la cinta no admite lugar a confusiones; que nadie se engañe, no estamos ante un film bélico tradicional. Es una película dirigida por un americano para rendir homenaje a sus compatriotas, un guiño cariñoso a los que se quedaron en segunda línea, sin tintes críticos ni mensaje antibelicista. Es más, la película comienza con esta cita del General de la Armada Douglas McArthur “hoy se han callado los cañones, una gran tragedia se ha acabado, una gran victoria se ha ganado. Hablo en nombre de los miles de labios callados, silenciados para siempre entre las junglas y las profundas aguas del Pacífico”. Tono patriótico y enfoque singular. Así es No eran imprescindibles, una de las incursiones de John Ford en el género bélico que visibiliza la parte menos conocida de la contienda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: