Claustrofobia a 200 metros bajo el agua

Ciertas películas dejan un regusto amargo, otras empachan y las hay incluso que terminan sin todavía haberlas podido paladear.  Otras veces, las menos, encontramos películas con un sabor único, estandartes de la cinematografía que despiertan odios y pasiones sin dejar indiferente a nadie. Este es el caso de Das Boot, elevada a la categoría de obra maestra por su claustrofóbico reflejo del día a día en el interior de un submarino y criticada, al mismo tiempo, por la falta de rigor histórico en beneficio de una excesiva crítica antibelicista.

dasboot2La historia, lineal y de escasa densidad narrativa, transcurre en el interior de un submarino alemán, un U-boot, durante la Batalla del Atlántico. La tripulación, dirigida por un soberbio Jürgen Prochnow, está compuesta por jóvenes alemanes apenas conscientes de las penurias que pasarán en este sumergible. A bordo del U-96 viaja también el teniente Werner Grönemeyer, enviado por el Ministerio de Propaganda con el objeto de realizar un dossier fotográfico del viaje y que se convertirá en un miembro más de la tripulación.

Sin embargo, lo que deja al público fascinado en esta película no es tanto la trama argumental, como el impacto con el que golpean sus imágenes. Esta embestida visual provoca una sensación agónica difícil de conseguir en la gran pantalla. El espectador se encuentra de repente inmerso en la película, puede palpar la angustia, siente la presión como si él mismo estuviese a bordo del submarino. Los tonos rojos y verdes, los balanceos de la cámara y los planos cortos y contrapicados ayudan a crear esta atmósfera densa y opresiva.

Aunque en ocasiones el filme pueda parecer lento, no carece en absoluto de ritmo. Su director, Wolfgang Petersen, juega con las pausas, con los silencios, inclinándose además por la austeridad musical. Tras largas escenas de aparente tranquilidad, estalla la acción frenética, consiguiendo con ello sorprender a un espectador absorto en la estética de la película. Estos altibajos rítmicos están acompañados de planos del exterior del sumergible en los que sí se opta por la inserción de música extradiegética. En las imágenes exteriores no consiguen la misma fidelidad lograda en la reproducción del interior del submarino, aunque los tonos verdes del fondo marítimo suavizan la idea de artificialidad.

dasbootPara el rodaje de Das Boot, la película de mayor presupuesto de la industria cinematográfica alemena hasta el momento de su producción, fue necesario construir una réplica exacta del submarino a tamaño real. A esto debemos añadir que la escena final fue rodada en el antiguo Bunker de La Pallice, en el puerto de La Rochelle (Francia).

En los años 80, fecha de producción de esta película, Baudrillard auguró que “está apareciendo una nueva generación de películas que serán, respecto a las que hemos conocido, lo que el androide es respecto al hombre: artefactos maravillosos y perfectos, deslumbrantes simulacros a los que sólo les falta un imaginario”. Sin llegar al realismo o hiperrealismo de películas posteriores, posible gracias al avance tecnológico, lo que sí es cierto es que Das Boot puede enmarcarse en esta generación de reproducción cuasi perfecta que despierta en el espectador una fascinación por el detalle.

dasboot1A pesar de la buena acogida de esta obra, por parte tanto de la crítica como del público, no pueden omitirse las voces discordantes que arremeten contra la falta de credibilidad en el plano histórico, esto es, la no adhesión al nacionalsocialismo por parte de la tripulación del U-96. La palabra Führer no se nombra en ningún momento del discurso; es más, se evita pronunciarla. Teniendo en cuenta que la película está ambientada en el año 1941, en pleno apogeo del nacionalsocialismo, puede resultar controvertido el excesivo hastío y desencanto del capitán, comprensible en otros filmes recreados en fechas posteriores. Por otra parte, la película está basada en las vivencias de un corresponsal de guerra que, tras su experiencia a bordo de este submarino, escribió la novela homónima Das Boot, con lo que el relato no es puramente ficticio.

Dejando a un lado el debate de la credibilidad histórica, lo que sí es cierto es que esta película impresiona. No resulta fácil recrear la vida en el interior de un submarino y alcanzar un punto tal de realismo que deje al propio espectador sin aliento. Quien quiera experimentar qué se siente al sumergirse a más de 200 metros bajo el agua, ya sabe cuál es la opción más sencilla: Das Boot.

2 comentarios to “Claustrofobia a 200 metros bajo el agua”

  1. Alej el Hurtats Says:

    La cuestión del rigor histórico no debe ser siempre la piedra angular de una historia, de un cuento, de un cuadro aunque se base en “el pasado”, primero porque ese “pasado” ya no existe, con lo cual no se puede ser muy riguroso; y, segundo y más importante, la obra tiene que estar en función de lo que se quiere contar, y yo creo que ahí radica un poco la universalidad de la película: sí, está basada en un submarino alemán en el 41, pero lo importante es cómo se vive en un submarino (supongo que los americanos no lo pasarían mucho mejor), el día a día en una situación de guerra, oliendo a sudor, planteándote qué coño haces ahí en ese momento de tu vida… con lo cual que no tenga rigor científico no es criticable (si fuera un ensayo, sí, pero hablamos de arte / comunicación). Además, si repitieran mucho lo de Fuhrer o referencias al Nacionalsocialismo cambiaría nuestra perspectiva… sería más como “El hundimiento” (donde ves a Hitler y no a un ser humano) y perdería la universalidad de la micro historia (la historia que hacen día a día millones de personas y que no sale en los libros de Historia).
    Un besazo

  2. Me acuerdo haber visto, en una proyección en el colegio en Amberes (Bélgica) otro peli Alemana sobre U-boots, cerca 1961.

    http://www.imdb.com/title/tt0052329/

    Es muy curioso que, en esos años, tal peli -de logros Alemanes de le SGM- ha estado producida en 1958 y que, ademas, ¡nos la enseñaron en la escuela en Bélgica! pues, en esos tiempos, estaba Bélgica aún muy “patriotista”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: